Skip to content

Nuevos escenarios de participación infantil en la sociedad del conocimiento

08/05/2013

Portada Participación infantil sociedad conocimiento

Acceso al documento

Os traemos hoy el excelente informe titulado “Nuevos escenarios de participación infantil en la sociedad del conocimiento” elaborado por José María Sánchez Bursón, Jurista que estudia Prospectivas, Derechos Humanos y Bienestar Ciudadano. Experto en Infancia y Sociedad del Conocimiento y Gobernanza sanitaria, a solicitud del Consejo de Salud de las Personas Menores de Edad.
Para su presentación seleccionamos algunos párrafos literales del mismo que no exculpan de su lectura completa y atenta. Las ilustraciones y vídeos que los acompañan son de nuestra cosecha en la red.

“Partimos de la convicción del papel central que los niños y niñas van a representar en las nuevas sociedades del conocimiento. Intuimos que la utopía social alterará la tradicional postración que ha venido soportando la población infantil en nuestra sociedad que va a progresar hacia un nuevo posicionamiento de la infancia como fuente de valor en el modelo social emergente”.

“Hoy sabemos que la construcción de la sociedad en red propicia la autonomía y engloba las nociones de pluralidad, integración, solidaridad y participación, de tal modo, que en los nuevos contextos sociales del conocimiento ninguna persona podrá quedar excluida de las nuevas dinámicas de la sociedad en red, y menos aún los niños que aportando un porcentaje muy elevado de la población humana representan la base del futuro de la humanidad. La nueva sociedad del conocimiento no puede desaprovechar el intenso caudal de conocimiento, creatividad e innovación que pueden aportan los niños para el desarrollo humano. No es previsible que las nuevas sociedades del futuro dilapiden el elevado valor energético de sus nuevas generaciones, y lo predecible es que sean nutritivos socialmente desde temprana edad”.

“La intensa disposición de la infancia hacia la creatividad y la innovación es otra razón que abunda en el protagonismo que se le reconocerá a las poblaciones infantiles. Los niños se hallan más proclives al ejercicio de la creatividad y al desarrollo de la innovación, sus pensamientos son más libres, audaces, optimistas e incorporan visiones imaginativas ajenas al mundo de los adultos. Nos consta que en las sociedades del conocimiento, los valores y prácticas de creatividad e innovación van a desempeñar un papel muy importante para dar respuesta a las nuevas necesidades de la humanidad, y es lógico, que los niños las personas más creativas e innovadoras no puedan seguir pasando desapercibidas en los procesos participativos y productivos”.

“También, la innata actitud a la apropiación de las nuevas tecnologías facilita la integración del mundo de la infancia en las nuevas sociedades del conocimiento. La capacidad para apropiarse de la multitud de tecnologías que emergerán en las sociedades futuras representa una ventaja competitiva de primer orden, en relación al resto de la población humana adulta que tendrá que superar una permanente alfabetización tecnológica”.

“La aprehensión tecnológica de los niños se desarrolla de modo natural, intuitivo y libre. La intensa emergencia tecnológica que caracterizará el desarrollo de la Sociedad del Conocimiento exige mentes muy abiertas, intuitivas, flexibles y desapegadas de lo conocido, y en este contexto los niños cuentan con ventajas asociadas a su proceso de crecimiento y aprendizaje”.

images
“Incluso, se advierte que se invierte la pirámide tradicional del conocimiento, en la medida que los más jóvenes tendrán que alfabetizar a los mayores en el adiestramiento de las nuevas tecnologías y sus usos. Aunque constituya una paradoja, pero resulta que los que poseen menos conocimientos están en mejor predisposición de abrirse y obtener los nuevos conocimientos, frente aquéllos que dominan el conocimiento previo”.

“Cuanto más dominamos los conocimientos más ignorantes somos para acceder al nuevo conocimiento generado. Por ello decimos, que en los nuevos patrones de acceso al conocimiento y al desarrollo tecnológico la infancia va a desempeñar una función esencial, instruyendo a los adultos a integrar las tecnologías emergentes y los nuevos conocimientos. De esta forma, la tradicional dinámica del conocimiento que se desplaza de mayores a niños y jóvenes se invierte, de tal modo que éstos últimos cooperan en el aprendizaje de sus antecesores”.

“Además, los niños aportan una visión más higiénica, generosa y solidaria del mundo que sus antecesores, de común son más optimistas, abiertos y valientes que los adultos. En las experiencias en las que se les permite participan se muestran confiados, seguros, libres y desprendido de los determinantes sociales, lo que les permite aportar elementos innovadores que las nuevas sociedades deberán de privilegiar. También se ha detectado que los niños son las únicas personas que disfrutan de una capacidad integradora innata, de tal modo, que cuando proyectan un escenario futuro disponen de la bondad de contar con la pluralidad de las situaciones personales que se originan en los entornos humanos. Por ejemplo, cuando los niños participan en la planificación del urbanismo de sus ciudades ofrecen soluciones conciliadoras con los intereses de los adultos, las personas con discapacidad, los mayores, y en general, suelen atender las necesidades específicas de los diversos colectivos humanos, mientras que los adultos tan sólo advertimos nuestras propias necesidades”.

frato068
“Estas circunstancias están perfilando a un niño en red, que se informa y se comunica, y que vive, estudia, se relaciona y conecta a una red asociada a otros miles y millones de niños del mundo. Hoy surge una nueva infancia en red conectada a una sociedad plural, comunicada y regida por un desorden creativo que ampara todas las individualidades”.

“Las nuevas comunidades sociales se mueven bajo los principios de creatividad, libertad en la red, el aprendizaje compartido y solidario con el resto de los miembros de la comunidad, poniendo en común y de forma pública los descubrimientos obtenidos. Las nuevas redes sociales son un ejemplo de las prácticas de colectivización del saber y de intercambio de experiencia”.
“Este efecto de extensión de la Democracia 2.0 beneficia más que a nadie a los niños y adolescentes que se sienten cómodos en la apropiación de las nuevas tecnologías y se sienten líderes de los nuevos patrones sociales que se instauran a la luz de la emergencia tecnológica”.
“En el contexto de la participación en los asuntos públicos, los mecanismos indicados se repiten, los niños y adolescentes huyen de los espacios institucionales, y se reúnen en las zonas virtuales al amparo de unas relaciones basadas en la horizontalidad y libertad extrema”.
“Es difícil extraer a los niños y adolescentes de estos espacios libertarios para encasillarlos en el marco de una participación institucional esclerotizada e imposibilitada de dar respuestas a sus exigencias de libertad, flexibilidad y liquidez extrema, que les permita adaptarse a las innovaciones permanentes”.

“Esta tendencia al fomento del compartir y al desarrollo cooperativo ofrece un potencial enorme en el plano de la solidaridad humana y el hermanamiento entre las personas, elemento clave para el voluntarismo activo que caracteriza los movimientos espontáneo de los que forman parte los niños y adolescentes. Se observa un escenario favorable para el ejercicio de la solidaridad compartida y la asunción de responsabilidades y riesgos colectivos, que exigen una apertura de los poderes públicos a la directa intervención de la ciudadanía infantil y a la formulación de fórmulas deliberativas que permitan facilitar las contribuciones abiertas y a una nueva compartición del espacio público decisorio”.

“No cabe duda que son las escuelas los espacios naturales de la iniciación a la participación de los niños. La Sociedad del Conocimiento exige escuelas democráticas, participativas y abiertas al pensamiento crítico, en las cuales los niños ostenten una posición de responsabilidad en el ejercicio de sus derechos y dispongan de un margen de libertad para establecer las normas generales y el establecimiento del régimen de vida en el centro”.

Escuela-alternativa_EDIIMA20130222_0406_13

“En las nuevas sociedades del conocimiento se necesita de personas que piensen de forma independiente, críticas y hasta cierto punto subversivas, que quiebren el pensamiento único, y estén buscando siempre “los tres pie al gato”, que expresen sus pensamientos e ideas con libertad a pesar de ir a contracorriente. La disidencia social es un valor reconocible en las nuevas sociedades, ya que evita el conformismo social y la uniformidad mental de las mayorías átonas”.

mafalda-censu
“Justamente, en el orden de las disidencias, los adolescentes representan el grupo humano más activo, defienden su visión de forma altiva y cuestionan el estado de la situación de forma permanente. Los adolescentes desarrollan una función de disidentes sociales naturales, sus opiniones contestatarias y sus ideas rompedoras ya forman parte de las estrategias de prospectivas de la mayor parte de las grandes empresas al planificar a largo plazo sus recursos y nuevos servicios y productos. Ellos están conformando las nuevas ideas y corrientes que se establecerán en un futuro próximo y ellos están acomodando con sus decisiones actuales los nuevos escenarios sociales.
En este contexto de visión de largo plazo, los niños disponen de una visión más lúcida y creativa que los adultos en la construcción de escenarios y tendencias de futuro. En general, se muestran más abiertos, optimistas, solidarios y generosos que los adultos, y fundan criterios y principios más respetuoso con visiones proactivas del desarrollo humano. Compartimos con Tonucci la asignación del rol profético de la infancia en la construcción del futuro colectivo”.

Yoyelmundo-Frato
“Los niños son innovadores naturales, están por el cambio en sí mismo, necesitan adaptarse a una realidad cambiante y líquida que ellos no conforman, y además no están estructurados, son diversos y complejos y más libres que los adultos. Por otra parte, los niños constituyen un contrapoder, niegan la representatividad y el poder de los adultos que mandan y que ordenan la sociedad al margen de los intereses de las personas; y por último, además no necesitan preservar la seguridad de los adultos, se sienten libres de ser y estar sin sujeción a los intereses creados y a un pasado restrictivo”.

Acceso al documento

Anuncios
One Comment leave one →
  1. María Morillo permalink
    09/05/2013 6:08 pm

    Es muy iteresante el tema de los niños, ya es tiempo que los adultos los demos su lugar en la generación del conocimiento, para ello lsoa dultos tenemos que prepararnos para este reto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: