Skip to content

Las multas de los niños

05/09/2014

La ciudad de los niños

Las multas de los niños

Como veíamos en un post anterior (Jesús Palacios: la democracia empieza en los niños. Cómo educar a los adultos), los adultos creen saberlo todo, son muy contradictorios, poco modestos y les cuesta cambiar y reaprender cosas (“hay que tener mucha paciencia con ellos”). Uno de los agentes más agresivos para el juego, la autonomía y el libre desplazamiento de los niños es el coche. Los coches, además de destruir la calidad del aire y llenar las calles de ruido, han invadido todos los rincones de las ciudades, ocupado los espacios de juego libre y tranquilo de los niños, reorganizado los entornos urbanos en función de las necesidades de desplazamientos rápidos y de aparcamientos de los adultos, sustituido la movilidad autónoma y segura de los niños por su traslado motorizado (a la escuela, a las actividades de ocio…). El imperialismo urbano de los coches es cada vez más irrespetuoso con los peatones y justifica que los padres sean cada vez más temerosos y restrinjan los movimientos libres de los niños.

Es en este contexto en el que cobran tanto valor las iniciativas que fomentan la autodefensa y la denuncia por parte de los niños contra las infracciones que cometen los coches. A la vanguardia estuvo el proyecto de Francesco Tonucci La ciudad de los niños, promoviendo acciones organizadas de y por los niños para la “reeducación” vial de los adultos y la imposición de “multas” simbólicas a los vehículos “que no respetan el derecho de los peatones”.

Mal aparcados

 

Las multas puedes imprimirlas y llevarlas a los profesores de tu escuela para utilizarlas con tus compañeros, siguiendo las instrucciones. Las puesdes imprimir a color o en blanco y negro, o imprimirlas una sola vez y hacer fotocopias. Como hay tres en cada folio, tendrás que recortarlas con las tijeras o alguién te puede ayudar con un cúter. También las puedes utilizar, tú solo o con tus amigos”.

Multa

¡Importante! Las multas no sirven para jugar como si fueras un “pequeño policía”.
No se pueden utilizar en casos de mal aparcamiento, ni tan siquiera para señalar alguna infracción en los espacios reservados a las personas discapacitadas. Esto es trabajo de la Policía Municipal. 
Las multas de los niños se utilizan para protestar contra los adultos que no respetan el derecho de los peatones, a utilizar las aceras y los pasos de peatones sin obstáculos.

“Después de haber rellenado la matriz y la multa (con tu nombre y tu edad) tienes que dejarla debajo del limpiaparabrisas de los coches o sobre las motos aparcadas encima de las aceras o en los pasos de peatones (¡tienes que dejarlo con el texto hacia afuera, para que todo el que pase lo pueda ver!)”.

Los-escolares-multan-un-veh+¡culo-mal-estacionado

 

 

En los siguientes enlaces puedes ver noticias sobre esta iniciativa:

Huelva

Santander

El Prat

 

Pincha en este enlace si no puedes ver el vídeo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: