Skip to content

Listening to children’s views on health provision

23/09/2015

Esta es una revisión llevada a cabo (2012) por el Centro de Investigación de la Oficina Nacional de la Infancia (BCN), una organización inglesa que trabaja por los derechos de la infancia. La revisión ofrece una síntesis de la evidencia hasta a la fecha sobre la consideración y el papel de las opiniones y experiencias infantiles en la atención sanitaria y en el sistema de salud.

 

Ver Informe

 

childrens-views

Una idea de partida es que la mejor comunicación de las organizaciones sanitarias con los niños, niñas y adolescentes constituye una oportunidad para mejorar los resultados en salud y para ubicar a la infancia como una alta prioridad para los sistemas públicos de salud.

ncb

Resumimos aquí sus conclusiones más destacadas:

1. Los padres son fundamentales en el acceso de los niños a los servicios de salud y en la traslación a ellos y desde ellos de la información.

2. La información debería estar adaptada a las diferentes edades infantiles y ser amigable. Particularmente importante en los espacios de salud relacionados con la salud mental y la salud sexual de los adolescentes.

3. La adecuada comunicación de los profesionales de salud con los pacientes infantiles es un derecho de los niños, niñas y adolescentes. También de aquellos niños con dificultades específicas de comunicación.

4. Establecer una buena relación clínica con los pacientes infantiles, basada en el respeto mutuo, en la información y en la confianza es un factor clave para la promoción de salud y la curación de enfermedades.

5. Igualmente importante es que los entornos de salud sean amigables para la infancia, así como favorecer que los cuidados de salud de los niños con enfermedades crónicas se lleven a cabo en su casa, siempre que sea posible

6. La transición de la atención en servicios pediátricos hasta servicios de adultos debe ser cuidadosemante planificada y gestionada, en colaboración con los propios niños y sus padres.

7. La obligación de informar adecuadamente a los niños sobre el acceso a los servicios de salud que puedan necesitar no sólo concierne a los profesionales sanitarios: también a aquellos que trabajan con niños sin apoyo parental, en servicios de justicia juvenil, en educación y en servicios sociales.

8. Aunque los niños están muy interesados en los asuntos relacionados con su salud, hace falta investigar más para disponer de adecuada evidencia sobre el modo en que los niños deben ser consultados e involucrados en la toma de decisiones y en la mejora de los servicios de salud.

9. Los mecanismos de escucha de las perspectivas infantiles deben abarcar los distintos niveles de los sistemas de salud: planificación e identificación de retos de salud, toma de decisiones en los servicios, salud pública y en el día a día de las consultas médicas.

10. Los sistemas públicos de salud deben asegurar que los profesionales son confiablemente competentes para una comunicación efectiva con niños y adolescentes.

11. Los niños y adolescentes deben ser incluidos en todas las encuestas relevantes de salud y sus opiniones y experiencias deben verse reflejadas en los informes y las orientaciones estratégicas del sistema de salud

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: