Skip to content

Hospital sin dolor para los niños

03/03/2016

El Hospital Sant Joan de Déu es siempre una fuente de inspiración en su cualificada apuesta por una atención a la infancia humanista e impregnada de innovación. En esta ocasión, transcribimos aquí sus desarrollos e inquietudes para atenuar o eliminar el dolor en los procedimientos asistenciales y en los procesos de enfermedad que afectan a los niños

Hospital sin dolor

Uno de los objetivos terapéuticos de los profesionales del Hospital Sant Joan de Déu es que ningún paciente sufra dolor durante su estancia en el hospital y, incluso, cuando vuelva a casa. Esto implica un conjunto de actuaciones de prevención y tratamiento que se llevan a cabo en los quirófanos, en Urgencias o en la UCI, pero también a los consultorios o en las plantas de hospitalización.

Hospital sin dolor en los pequeños procedimientos

Ahora, el Hospital ha abierto una línea innovadora en el control del dolor incorporando a estas actuaciones las que tienen que ver con los pequeños procedimientos, es decir, los que no requieren anestesia general. Para desarrollar este programa, nuestro centro cuenta con el apoyo de la compañía farmacéutica Galenicum

¿Qué es el programa Hospital Sin Dolor en los Pequeños Procedimientos?

El programa Hospital sin dolor en los Pequeños Procedimientos tiene como objetivo prevenir y minimizar el dolor y malestar que los niños viven cuando son sometidos a procedimientos dolorosos que, a pesar de no requerir anestesia, generan disconfort. Son cosas como una cura, un sondaje o la retirada de una vía. Se trata de iniciativas que van más allá del tratamiento farmacológico y actúan sobre emociones como el miedo y la ansiedad que hacen aumentar la percepción del dolor. Se estima que más de 300.000 pacientes se podrán beneficiar cada año del programa.

dibujito
La implantación de este programa requiere la implicación, sensibilización y formación de los profesionales y las familias. Para llegar a todo el Hospital se trabaja de forma transversal a través de una red de profesionales que permite conocer las necesidades de los pacientes y trabajar las iniciativas que se proponen.

El programa del Hospital sin Dolor en los pequeños procedimientos persigue tres objetivos:

  • Que los profesionales apliquen de manera sistemática todos los recursos de que disponen para evaluar si los pacientes sufren dolor y apaciguarlo.
  • Que se tenga presente que el dolor se puede dar en cualquier procedimiento y no sólo en las intervenciones más complejas.
  • Que se informe a los niños explicando en un lenguaje apropiado y adaptado a su edad en que consisten los procedimientos.

¿De qué estrategias disponen los profesionales?

El programa incluye un amplio abanico de medidas farmacológicas y no farmacológicas adaptadas a cada niño. Las estrategias que utilizan los profesionales del Hospital San Juan de Dios para minimizar el dolor en los niños hospitalizados están basadas en cuatro grandes líneas de actuación:
• La administración de analgésicos como pomadas, jarabes, gotas…
• La eficacia de la distracción como una herramienta muy potente para combatir el miedo y el dolor.
• El refuerzo positivo.
La presencia de los padres.
Los profesionales disponen de un amplio abanico de estrategias que aplican durante los procedimientos de asistencia sanitaria. Galenicum contribuye a que sea una realidad financiando de manera exclusiva el proyecto, asumiendo parte de los costes de los materiales utilizados o analgésicos necesarios e impulsando las acciones de comunicación que permitan sumar para que se convierta en un genuino cambio cultural

¿Qué hemos hecho hasta ahora?
Para tratar el dolor
• “Kit de no fer mal”: hay muchos procedimientos que son dolorosos y que se hacen con el niño despierto, como los pinchazos o los cuidados de heridas. El “kit” agrupa un conjunto de fármacos y dispositivos pensados para evitar que los niños experimenten dolor. Entre los elementos del “kit” podemos destacar.
o Sacarosa, que disminuye el dolor del recién nacidos y lactantes pequeños, útil cuando se hace la punción del talón.
o Cremas anestésicas locales para adormecer la piel, que evitan temporalmente la sensibilidad en el lugar donde se llevará a cabo un procedimiento, como es un pinchazo.
o Entonox®, gas homogéneo con una mezcla de 50% de oxígeno y 50% de óxido nitroso, que proporciona alivio del dolor, así como disminución de la ansiedad durante los procedimientos dolorosos.
o Buzzy, un dispositivo con forma de abeja que mediante frío y vibración distrae los nervios cercanos a la zona de intervención y ayuda a reducir el dolor.
El Espantamiedos, fármacos para reducir la ansiedad ante un procedimiento.
“Kit de distracción”: la angustia y el miedo de los niños pueden incrementar la percepción de dolor que experimentan ante procedimientos dolorosos. La distracción, al dirigir la atención lejos del dolor y centrarla en algún elemento agradable, ayuda a que la experiencia no sea negativa y hace que el procedimiento sea más exitoso. Todo es útil: hablar con el niño, cantar, acariciar … Los profesionales del Hospital disponen de un maletín con pequeños juguetes para niños de todas las edades, para que el paciente se entretenga jugando con la que más le guste mientras le retiran un catéter o le realizan cualquier otro procedimiento invasivo. Un elemento de distracción que está dando muy buenos resultados son las burbujas de jabón: mediante este juego, el niño realiza, sin darse cuenta, ejercicios respiratorios que le ayudan a relajarse ya focalizar su atención lejos del procedimiento doloroso.
Para difundir el conocimiento
• Implantación de los kits en todo el Hospital, con guías de uso actualizadas de todos sus componentes.
Programas de formación en la utilización de Entonox®

El papel activo de la familia
El Hospital apuesta de manera decidida para que la familia se implique activamente ante cualquier experiencia potencialmente dolorosa, estén presentes durante los procedimientos y participen en las técnicas de distracción.
Cuando se lleva a cabo un procedimiento que puede resultar doloroso, los profesionales sanitarios animan a los padres a sujetar sus hijos mediante posturas conocidas, que facilitan la realización del procedimiento y combaten la ansiedad del paciente, la familia y los profesionales. En quirófano se están llevando a cabo cambios importantes que permitirán en breve mejorar la información y el aumentar el número de padres que acompañan a sus hijos hasta que se duermen antes de una intervención.
La importancia del refuerzo positivo
El refuerzo positivo de la conducta del niño es fundamental para poder agilizar los procedimientos y alcanzar los objetivos de reducción del dolor y de la ansiedad durante los procedimientos. En este sentido, a lo largo del proceso asistencial se lleva a cabo un refuerzo verbal de las acciones de los niños, animándoles y alentándolos durante los procedimientos dolorosos o que generen ansiedad.
En el Hospital San Juan de Dios los profesionales valoran el esfuerzo que realizan los niños cuando colaboren en un cuidado obsequiándoles con varios premios como es el caso del certificado de valentía o la medalla de valiente. Esta iniciativa tiene muy buena acogida entre pacientes y familias, resulta eficaz para combatir la ansiedad y el dolor, y hace que los pacientes se sientan los auténticos protagonistas

Anuncios
One Comment leave one →
  1. XOCHITHL GUADALUPE RANGEL ROMERO permalink
    21/03/2016 8:46 pm

    Buenas tardes,

    Como bien se refiere, una parte importante de un acceso a la salud es que ésta se encuentre garantizad. Una máxima, es que todo tratamiento medico en algún momento, no es confortable, lo anterior, lo es porque en algún momento se produce algún malestar físico por ese tratamiento que se indica. Es de decirse, que con los avances médicos, hoy el minimo de disconfort se busca, y es la misión.

    Considero que cuando se tienen frente a un niño y su tratamiento, hay que hacer valer el principio de minima intervención en pro del niño y su derecho. Lo anterior quiere decir, que el niño también debe de comprender que ese tratamiento es necesario para su salud. Lo anterior, da como consecuencia el derecho del niño ha conocer que sucede con su salud y como se puede tratar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: