Skip to content

Te quedarás en la oscuridad

30/11/2016

Te quedarás en la oscuridad
Desahucios, familias e infancia desde un enfoque de derechos

 

sin-titulo

Desahuciar
De des- y ahuciar. Conjug. c. anunciar y c. causar.

1. tr. Quitar a alguien toda esperanza de conseguir lo que
desea.
2. tr. Dicho de un médico: Admitir que un enfermo no tiene
posibilidad de curación.
3. tr. Dicho de un dueño o de un arrendador: Despedir al
inquilino o arrendatario mediante una acción legal.

Diccionario de la Real Academia Española

Vivir un desahucio es, sobre todo, gestionar el desborde, la exclusión, la tristeza y el miedo, el “miedo a saber que te quedarás en la oscuridad, a que te olviden”. Así lo expresó Diego,  de 6 años, en el segundo de los talleres que realizamos con niñas y niños que atraviesan uno de los episodios más dolorosos de sus vidas recién estrenadas y que da origen al título de este informe.

Y es que trabajar en investigación participativa con la infancia y adolescencia requiere de la aplicación de técnicas creativas y lúdicas que garanticen un espacio confortable en donde la información fluya de forma natural. Nuestros talleres iniciaban con la luz apagada y en silencio, para que cada uno de los participantes pudieran expresar sin obstáculos su estado emocional y fuera definiendo poco a poco la forma en la que cada compañero de al lado iba vestido: el color de su pelo, la ropa, los zapatos. Al ir poco a poco introduciendo luz en la sala, su capacidad de describir era mayor, lo que nos daba pie a transmitir el sentido de un diagnóstico y a compartir con los y las participantes el sentido comprometido de la investigación, la que ha ido desvelando la realidad social de los desahucios cuanto más foco se ha puesto sobre ella y sobre las y los afectados más vulnerables del conflicto.

La presente investigación tiene como punto de partida el interés de un grupo de investigadoras y activistas sobre el impacto en las vidas de las familias, niñas y niños desde un enfoque de derechos, producido por los procesos de desahucio en sus principales espacios de su desarrollo: familia, escuela y comunidad. Un interés que vino motivado por la combinación de dos elementos. Por un lado, hacia septiembre de 2014, comienza a percibirse un cierto “agotamiento o fatiga” social sobre el impacto mediático de los desahucios en la opinión pública. Tras una larga escalada del número de ejecuciones hipotecarias desde los inicios de la crisis financiera, la presión social empuja el replanteamiento normativo del conflicto, iniciándose tímidamente algunas reformas legislativas y desplazando el juego de la opinión pública hacia otras problemáticas. En este sentido, cabe destacar la labor de presión realizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), organización social formada por las propias personas afectadas que surge en el año 2009 ante la ausencia de respuesta por parte de las instituciones públicas al problema de los desahucios en el Estado español. Desde entonces, esta organización ha seguido creciendo y en la actualidad hay más de 290 organizaciones distribuidas por todo el territorio español.

Por otra parte, tanto en los medios de comunicación como en los estudios que venían abordando el tema de los desahucios centraban su objetivo principalmente en los impacto en la salud y en otras dimensiones psicosociales de las personas afectadas, siendo éstos dirigidos exclusivamente al colectivo adulto. La infancia, una vez más, queda invisibilizada ante una de las mayores vulneraciones de derechos que se están produciendo en nuestro país: el desalojo forzoso de sus hogares sin alternativa habitacional. Y es que cada día se siguen produciendo en España una media de 159 desahucios de vivienda por el impago de la hipoteca o el alquiler, y se estima que entre el 70% y 80% de estos desalojos tienen lugar en familias con menores de edad a su cargo (UNICEF, 2012; Comisario de los Derechos Humanos del Consejo de Europa, 2013). Aunque vemos que los niños y niñas están presentes en la mayor parte de los mismos, apenas se ha investigado ni se ha denunciado sobre las implicaciones que tiene en sus vidas cotidianas aunque sí ha habido algunas referencias que conviene mencionar.

En 2013, y tras su visita a España Nils Muižnieks (Comisario Europeo de Derechos Humanos), expresaba su preocupación por el “considerable impacto de los desahucios en el goce, de los niños, de sus derechos humanos, señalando los altos niveles de estrés y sus repercusiones en las vidas cotidianas, conduciendo a la exclusión social de las personas afectadas, incluidos los niños e instando al Estado Español a proporcionar un alojamiento alternativo así como a realizar verdaderas consultas con las personas afectadas antes del desahucio con el fin de evaluar las repercusiones del mismo en la vida de los hijos”. (Informe Consejo de Europa, 2013). En 2014, Save the Children estimaba que un 82% de las familias afectadas por los desahucios tenía niños en el hogar y que este elemento “podía tener un impacto devastador en las vidas de las niñas y niños”.

Te quedarás en la oscuridad. Desahucios familias e infancia desde un enfoque de derechos busca ser una herramienta en la defensa de los derechos de la infancia en el proceso de paralización de los desahucios y una contribución que nos aproxime a las vivencias que sienten al ver peligrar la tenencia de su hogar – derivadas de las actuaciones de los poderes públicos y la sociedad en general-, y que expresadas en las propias palabras de las niñas, niños y adolescente que han participado en estudio se sintetizan entre el olvido y la oscuridad.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: