A mi edad, la mayoría de los adolescentes no están seguros sobre su futuro. No saben qué carrera elegir o cuál es su pasión.  Personalmente, he tratado de lograr éxito en muchas esferas y he participado en varias competiciones en matemáticas, física y ciencia informática. Al final, descubrí que mi mayor pasión es la tecnología de la información. ¿Conoces a alguien que esté realizando un proyecto innovador para llegar a todos los niños? ¡Ponlo en el mapa!

En uno de los concursos en los que participé, presenté un proyecto y fui una de las cuatro finalistas [de Moldova] que acudió a Los Ángeles a presentarlo. Mi proyecto facilita que las personas con discapacidades visuales o motoras programen computadoras utilizando la voz. Ya no necesitamos un tablero, o un ratón; podemos programar simplemente utilizando un micrófono.

Steve Jobs dijo que sería bueno que todo el mundo supiera programar, porque sirve para aprender a pensar. Mi aplicación me ayudará a mí y a otros que tengan problemas de la vista u otras discapacidades físicas no solamente a pensar, sino también a aprender, y a vivir la vida como los demás”.